16 de octubre de 2018

Aprender a comer bien en familia

¿Por qué tendemos a comer alimentos ricos en grasa o en azúcares? o ¿Por qué comemos compulsivamente? La doctora Laura Isabel Arranz nos explica cómo una buena relación con los alimentos durante la infancia, es fundamental para ser adultos sanos.

Según afirma esta profesional, la comida es pura emoción. «Al nacer el nuestras primeras comidas están impregnadas de una importante sensación de bienestar, seguridad y amor en brazos de la madre. Comemos para vivir, pero también vivimos momentos especiales compartiendo alimentos con nuestros seres queridos. No solo comemos por los ojos, la cocina y la comida acarician todos nuestros sentidos, vista, olfato, gusto, tacto e, incluso, el oído».

Noticia

Hay que educar a los padres para que los niños coman bien

¿Tienen los niños españoles buenos hábitos alimenticios? Según el Estudio Cinfasalud: percepción y hábitos de las familias españolas entorno a la nutrición infantil, no mucho.

(...)

Con relación a los alimentos que ingieren los escolares españoles, más de la mitad (51,9%) consume carne entre cuatro y siete ocasiones a la semana, aunque los expertos aconsejan hacerlo entre una y tres veces. Solo uno de cada cinco niños toma pescado con la frecuencia recomendada –más de tres veces a la semana–, mientras que tan solo uno de cada diez (12,1%) come verdura en más de siete ocasiones semanales, como indican los nutricionistas.

Además, solamente el 30,3% toma fruta con esta misma frecuencia. «Uno de lo errores que siguen cometiendo los padres en este aspecto —comenta el experto de Cinfa— es el de no comer toda la familia lo mismo. Si se hiciera, además, daría fuerza para educar: “Si yo me lo como tú también” sería el mensaje de los progenitores para los niños. Hay que acostumbrarles a comer de todo».

Noticia

Los argentinos son los campeones mundiales de las tareas domésticas

El dato surge del informe Global Home Index que compara la cantidad de horas semanales dedicadas a quehaceres domésticos y de cuidado familiar en 20 países.

El informe destaca que un 50% de los encuestados de todos los países y de ambos sexos creen que "la sociedad valora más el éxito profesional que dedicarse a las tareas del hogar". Con esta afirmación concuerdan el 43% de las argentinas y el 51% de los argentinos.

Al ser consultados sobre la importancia de ocuparse de las tareas hogareñas, el 46% de los varones y el 63% de las mujeres argentinas, consideraron que son importantes. Asimismo, el 60% de los argentinos y el 74% de las argentinas afirmaron que "el trabajo doméstico contribuye a desarrollar competencias para otras áreas de la vida". En tanto, más varones (53%) que mujeres (34%) consideraron que las obligaciones laborales les quitan tiempo para el hogar y la familia.

El estudio fue realizado por la Home Renaissance Foundation del Reino Unido, el IAE Business School de la Universidad Austral y la escuela de negocios Inalde de Colombia.

Noticia

Artículo relacionado

25 de septiembre de 2018

Proyecto cenas en familia, la iniciativa de Harvard para unir en torno a la mesa

Si bien en ocasiones el almuerzo no puede asegurarse en familia dados algunos turnos laborales y el uso del comedor escolar por parte de algunos menores, la cena se presenta como la ocasión perfecta para la familia.

Así lo afirma la Universidad de Harvard con su iniciativa The Family Dinner Project, con la que pretende recordar a los padres la importancia de sentarse a la mesa juntos para poder compartir grandes momentos.

Noticia

10 de septiembre de 2018

Minimalismo: 5 formas de deshacerse de lo superfluo en la vida diaria

Muy a menudo las familias se ahogan en su propio consumo excesivo, son prisioneras de la acumulación de todos sus objetos. ¿A cuántos nos gustaría pasar menos tiempo ordenando, organizando o incluso comprando (y sobre todo comprando cosas inútiles)?

La mayoría no sueña con tener un fin de semana dedicado a hacer una purga en el baúl de juguetes ni a limpiar el garaje amontonado de cajas. Sin embargo, se nos acumulan las horas de ocio dedicadas a limpiar y ordenar, a organizar y a gestionar nuestras posesiones, un tiempo que en total es probablemente mucho más de lo que querríamos admitir.

El objetivo del minimalismo es dedicar menos tiempo al mundo materialista para emplear más tiempo, energía y esfuerzo a lo intangible: cultivar relaciones sociales, crear recuerdos juntos, ayudar y servir a la comunidad, ser creativo y, sencillamente, vivir mejor.

Noticia

6 de julio de 2018

La OIT anticipa la crisis en el cuidado de personas a menos que se dupliquen las inversiones

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) dijo hoy que es inminente una crisis en el cuidado de personas, en particular de niños pequeños y ancianos, a menos que se dupliquen las inversiones para crear 269 millones de nuevos empleos en este sector de aquí a 2030.

Según el primer estudio realizado sobre esta problemática, los gastos públicos y privados destinados al cuidado de personas se elevan aproximadamente a 5,5 billones de dólares, pero deberían llegar a los 18,3 billones de dólares dentro de doce años.

Noticias

1 de julio de 2018

Cocinar en familia, la mejor forma de enseñar nutrición a los niños

Con el fin de hacer de nuestros hijos adultos saludables, debemos enseñarles desde temprana edad la importancia de una buena nutrición. La clave para lograr esto es cocinar en familia, la mejor forma de enseñar nutrición a los niños. De forma amena y educativa, podemos incluir a los niños en actividades como la compra o la elaboración de la comida, para despertar su curiosidad por una alimentación equilibrada.

Noticia

29 de agosto de 2017

Las empleadas del hogar

La última vez que hospitalizaron a mi madre entendí la gravedad de su estado por una indiscreción, no por una extensa y completa explicación médica que es lo que hubiera sido deseable. Fue una enfermera quien le dijo a la chica que había estado cuidando a mi madre durante los últimos años: «ve buscando otro trabajo». Así. Así de directo, de crudo y de inhumano. Para mí, claro. Para ella, era el mejor consejo que podían darle pero para mí fue como una catana que me abriera en canal. Hasta la fecha. Solo espero que mi madre no lo oyera. Y aunque el tacto del personal sanitario fue entonces el de un erizo, su intención era buena: evitar a una empleada del servicio doméstico que estuviera mucho tiempo sin trabajo. No era ninguna frivolidad.

Las personas en su situación no cobran paro, difícilmente reclaman indemnización por despido y tienen que elegir entre trabajar sin contrato ni cobertura legal o cobrar una miseria. O ambas cosas. 

Noticia

28 de agosto de 2017

Las tareas del hogar nos han unido. Tal vez de eso, al fin y al cabo, se tratan los campus de verano

Al principio de las vacaciones propuse a mis hijos ir al 'casal' de verano. Por una sola vez en la vida estuvieron los tres de acuerdo: resonó en la sala un rotundo "no". "Pero si haréis juegos de agua y estaréis con vuestros amigos", pronuncié a modo de súplica. Nada de nada, estaban decididos a estar en casa. De manera que me dispuse a planear una venganza sutil pero contundente. "Van arreglados estos chiquillos si creen que podrán ver la tele y comer galletas todo el día", mascullé entre dientes.

Así es como en julio organicé en mi casa un campus de las tareas del hogar. Sí, sí, tal como lo leen. A primera hora toca hacerse la cama. A continuación, preparan el desayuno. Ya han aprendido a lavar los platos y luego barrer el suelo. Acto seguido los mando a vestirse y toca sesión de colada: mientras uno tiende la ropa, el otro recoge la del día anterior y la pequeña ya ha aprendido a doblar los calcetines. El primer día se quejaron mucho. El segundo aún refunfuñaban, y ahora que llevamos varias semanas lo hacen solos sin necesidad de recurrir a los chantajes, los sobornos o las amenazas.

Noticia

Vagancia no es felicidad

Hay quienes creen que ser holgazán, huir de casa o evadir responsabilidades domésticas es un camino hacia la felicidad; es decir, relacionan automáticamente haraganería con placer. Sin embargo, la ciencia contradice una vez más determinadas creencias populares (algunas muy machistas) que colocan al hombre por encima de la mujer.

El estudio Global Home Index, auspiciado por instituciones británicas, argentinas y colombianas, asegura que las actividades domésticas, las cenas y los almuerzos en familia, el cuidado de los hijos contribuyen a la estabilidad emocional. Es decir, asumir responsabilidades familiares y sociales resulta beneficioso para los seres humanos, sin distinción de género.

Los responsables de la encuesta han querido conocer cómo se aprecia el trabajo requerido en la formación de un hogar, además de sensibilizar a los participantes sobre el valor de su propio esfuerzo en casa, como una contribución al desarrollo humano.

Noticia