16 de septiembre de 2016

La ‘millennial’ feminista que limpia casas y quiere dignificar su profesión

Mi abuela y mi madre me enseñaron a limpiar, a cocinar, planchar, hacer la compra… A llevar una casa. No fue un entrenamiento consciente, simplemente era algo que estaba ahí, que había que hacer y que había que hacer bien.

Aun con eso, cuando empecé a limpiar lo viví como un fracaso. Pero ahora, mirando atrás, creo que me ha servido para curarme de mi ego y tener tiempo para pensar sobre mi concepción del mundo. Yo pensaba que mi madre o que mi abuela no se habían esforzado lo suficiente o que habían sido poco ambiciosas.

Pero las dos son unas luchadoras que han visto su trabajo como un medio para ser autónomas, para mejorar a su entorno y para poder armonizar su independencia con su familia. Es un sacrificio enorme y yo lo veía como el camino fácil. Ojalá mi abuela viviera aún para poder decirle que sus enseñanzas me han servido para poder, por ejemplo, pagarme una terapia privada o estudiar una carrera.

Creía que trabajar limpiando era un fracaso y se ha convertido en una de las mejores decisiones que he tomado en la vida.

Noticia

9 de septiembre de 2016

Niños cocineros contra la obesidad infantil

(...) En la adolescencia, el problema de la alimentación puede agravarse. Condicionados por las redes sociales, apoyados por ciertas páginas webs y llevados por la fuerza del grupo, muchos jóvenes intentan cambiar en cierto modo sus hábitos alimenticios.

A esa edad tienen cierta autonomía para comprar y los consejos de los padres se cuestionan en lugar de valorarlos. ¿Y entonces? Se trata de educarlos en la alimentación saludable desde que son pequeños.

«El principal consejo es el ejemplo: que vean que sus padres y los demás miembros de la familia comen lo mismo -fruta, verdura, etc.-. También saber presentar los alimentos de una forma apetitosa: por ejemplo, que el plato principal tenga un tamaño más pequeño, pero se acompañe de una guarnición que varíe cada día; no presentar los platos colmados -es más útil poner la misma cantidad en un plato grande-; dejar tiempo suficiente para comer y hacer que coman en la mesa, sin distracciones -mejor que no sea delante de la televisión-», aconseja el Dr. Moreno.

Ah, y aquello de utilizar la comida como premio o castigo, olvídenlo, comerse todas las acelgas no debe llevar implícito una recompensa con helado.

Noticia

6 de junio de 2016

Casi la mitad de los mayores prefiere vivir en su propio hogar

'Primero, las personas: Cuidar como nos gustaría ser cuidados' resume los resultados de un proceso de investigación participativa sobre los cuidados y la dependencia de las personas mayores, basado en una encuesta a 4.784 personas --3.696 ciudadanos y 1.088 profesionales--.

A la preferencia mayoritaria de vivir en el propio hogar le sigue la residencia para personas mayores (28,6%) y, a mucha distancia, un hogar adaptado (7,4%). Destaca, por otro lado, el rechazo a vivir en casa de los hijos (4,5%), una cifra que desciende hasta el 2% en la generación de entre 55 y 74 años.

Noticia

21 de abril de 2016

Ferran Adrià: “Hay que seguir una dieta lógica”

Ferrán Adrià se atreve con los más pequeños gracias al proyecto Te cuento en la cocina; un proyecto multiplataforma junto a Disney que se compone, entre otros soportes, por un libro interactivo.

Promover una dieta sana es uno de los objetivos que siempre ha acompañado al famoso chef y esta propuesta, para él, "representa una interesante y atractiva iniciativa para toda la familia".

Noticia

"Los 'realities' de cocina desaniman a la gente"

Michael Pollan es escritor y activista a favor de la comida saludable. Tiene una serie en Netflix sobre cocina.

«Una de las razones por las que hemos devaluado la cocina es porque era un cometido femenino. Cuando las mujeres empezaron a trabajar y reclamaron la igualdad de derechos, la cocina se abandonó, cuando lo que debería haber sucedido es que hombres y mujeres compartieran las tareas del hogar»(...)

«Los 'realities' de cocina desaniman a la gente de intentarlo ellos mismos, porque hacen parecer la cocina como algo muy difícil, con exhibición de cuchillos y utensilios, y en una vorágine contrarreloj. El efecto que consiguen es sólo transmitir ansiedad y la convicción de que es mejor dejar la gastronomía en manos de profesionales».

Noticia

22 de febrero de 2016

¿Necesitas hacer la compra? Llama a una ama de casa

La manera de comprar comida por Internet está a punto de cambiar, quién sabe si para siempre. Una página web (DelSuper) permite hacer a los usuarios hacer un pedido en tres conocidas cadenas de supermercados y envía a un ‘experto’ a realizar la compra para obtener los mejores productos, al mejor precio y con la posibilidad de decidir una alternativa en el caso de que un producto no esté disponible o incluso cuando no tenga un aspecto especialmente apetecible.

Noticia

19 de febrero de 2016

Hacerse la cama repercute seriamente en su salud

Parafraseando a Clint Eastwood en 'El bueno, el feo y el malo', el mundo se divide en dos categorías: los que hacen la cama y los que no. Una elección personal, a priori insignificante, pero que nos puede llegar a afectar tanto física como psicológicamente.

Dormir sobre una superficie con arrugas, que surgen cuando nuestro lugar de descanso no está lo suficientemente adecentado, genera puntos de presión en diferentes partes de la espalda que pueden desembocar en contracturas. "Cervicalgia, tortícolis... incluso puedes llegar a levantarte mareado o sentir que no has dormido lo suficiente", detalla José Santos, secretario general del Colegio Profesional de Fisioterapeutas de la Comunidad de Madrid.

Noticia

8 de febrero de 2016

¿Cómo hacer frente al aumento de la comida rápida en España?

España es uno de los países que más se aleja de la comida rápida. Sin embargo, su consumo está aumentando en los últimos tiempos y, según previsiones, lo seguirá haciendo. ¿Es la comida rápida sinónimo de comida basura? ¿De quién es la responsabilidad del aumento de peso de los españoles?

El aumento del dinero que empleamos los españoles en este tipo de alimentos lo constata el reciente estudio El gasto de comida rápida en España, elaborado por EAE Business School: "El consumo de este tipo de comida crecerá en España un 50% en los próximos cinco años".

Padres y madres por horas

A partir de las nueve de la mañana comienza a sonar el timbre en un acogedor piso en el madrileño barrio de La Latina. Todo está preparado; los juguetes y materiales están estratégicamente colocados en el suelo para que quienes están a punto de llegar dar rienda suelta a su imaginación, experimentar y jugar libremente.

No hay abundancia de muñecos o cacharros, y los que hay están fabricados con madera, lana, u otros materiales naturales. Tampoco se aprecia una decoración recargada, más bien al contrario. El ambiente que se respira en la casa recuerda en todo momento lo que es. Un hogar.

Aunque tenga sus particularidades como una mesita pequeña con cuatro sillas del mismo tamaño, un banquito en la entrada donde justo encima hay una estantería con unas cajoneras repletas de pañales, o un cuarto con pequeñas colchonetas en el suelo para descansar.

Noticia

Contra la chulería gastronómica española

(...) mientras la alta cocina ha elegido caminos diversos y los recorre con la mochila llena de nuevas técnicas y conceptos –a veces confusos y a menudo mal asimilados–, la otra avanza a trompicones por un pedregal, descalza y en taparrabos. 

La cocina casera, la de cuchara y toma pan y moja, agoniza lentamente. Ya nadie guisa. Todo se resuelve a golpes de plancha y campanilla de microondas mientras la libreta de recetas de la abuela, si no ha terminado en el contenedor azul, acumula polvo en la estantería. Fuera de casa, los restaurantes de nivel medio agotan fórmulas repetidas hasta la saciedad. Por ejemplo, y paradójicamente, la de vender cocina casera. Pero también la de fusionar cualquier cocina tropical y subtropical con la nuestra. ¡Qué cansino! ¿Por qué no apostamos por actualizar nuestras cocinas regionales?