21 de febrero de 2017

Pedro Larumbe: «Se debería aprender alimentación y cocina en el colegio»

Para el reputado cocinero Pedro Larumbe, la educación en la cocina debe empezar en la infancia. Este es el motivo por el cual este gran profesional de los fogones y autor de una cocina de mercado brillante y sensata participó este fin de semana como jurado en el II concurso de cocina «Little Chef» para niños de entre 3 y 6 años; una cita con la que se pretende concienciar año a año a los más pequeños de los beneficios de llevar una dieta equilibrada.

 El objetivo de este encuentro, ya en su segunda edición, es convertir la cita en un proyecto transversal de educación nutricional en el colegio, con la finalidad de que los alumnos tomen conciencia de la importancia de una alimentación saludable y de reducir la ingesta de azúcares y grasas para mejorar su calidad de vida.

 Noticia

Tareas visibles e invisibles en el hogar

El informe “Somos Equipo” pone de manifiesto también que el 54% de las mujeres asume la responsabilidad principal de las “tareas invisibles” del hogar, frente al 17% de los hombres. A la jornada laboral se añade una segunda jornada en el hogar e incluso una tercera que implica actividades mentales de organización que se realizan simultáneamente y no se pueden cuantificar en el tiempo.

Por ejemplo, un 72% de las madres se encarga de atender los temas del colegio o guardería ─solo hay que ver cuántos hombres están en los grupos de WhatsApp del colegio─, un 67% de las veces son ellas quienes hacen el seguimiento médico de los hijos, un 66% de las mujeres pone la lavadora y un 59% se ocupa de elaborar la lista de la compra. Por su parte, los hombres se encargan de tareas más visibles y cuantificables (como hacer la compra, cocinar o bañar a los niños), que además son percibidas como actos casi heroicos por la sociedad.

Noticia

4 de enero de 2017

«Queremos acabar con el victimismo por realizar las labores del limpieza del hogar»

Por avatares del destino Ana Mucientes (abogada de 46 años) y Almudena Lago (periodista de 30) decidieron ir en su día desde España a vivir a Roma, donde se conocieron. Mientras cada una se esforzaba en progresar en su ámbito laboral, se les ocurrió la idea de aunar esfuerzos para mejorar la comunicación e imagen de lo que implica realizar las tareas del hogar. 

 «Esta labor está considerada de categoría B, y se piensa que las personas que se dedican a ello lo hacen porque les ha ido muy mal en la vida y no les queda otro remedio para poder sobrevivir. Sin embargo, nosotras consideramos que es un trabajo como otro cualquiera. Nadie puede prescindir de él. Y ya que hay que hacerlo, proponemos que se haga bien: qué hacer, cuándo y cómo organizar con inteligencia la gestión de una casa es la cuestión», explica Almudena Lago.

9 de diciembre de 2016

Hay que educar a los padres para que los niños coman bien


Uno de los peores errores que cometen las familias en cuanto a alimentación infantil es el escaso desayuno. Ocho de cada diez niños no realizan esta comida correctamente.

Únicamente uno de cada diez ingiere fruta y sólo un 17,6% bebe un zumo natural. El desayuno ideal debe contener un lácteo, un cereal y una fruta. Zorzano afirma que aunque la culpa es básicamente de los padres, hay muchos condicionantes que hacen que los niños españoles desayunen mal: «La falta de tiempo, el madrugar mucho, el evitar altercados... los padres no quieren complicarse. En realidad, el problema es que hay que educar a los progenitores. Esta mala manera de desayunar les está pasando factura a muchos niños que ya presentan cuadros de diabetes y problemas cardiovasculares a edades muy tempranas».

Noticia

23 de noviembre de 2016

La publicidad afecta a la dieta de los más pequeños

«Entre el 30 y el 40% de los niños que mantienen una mala nutrición tienen riesgo de sufrir sobrepeso», asegura el doctor Pablo Oliver Giocolea, coordinador de urgencias pediátricas del Hospital Quirónsalud.

 Además, muchos problemas de obesidad infantil tienen su origen en un concepto erróneo de «lo que el niño necesita y lo que los padres quieren que coma», añade Giocolea. Los padres cada vez tienen menos tiempo de preparar comidas, por lo que no acostumbran a alimentar a los niños, desde un inicio, de manera saludable y a controlar las dimensiones de la raciones en el plato.

Noticia

25 de octubre de 2016

¿A qué edad deben realizar los niños las tareas domésticas?

"¿Cómo quieres que coma si no tengo tenedor?". "¿Me traes agua?". "¿Por qué no me has puesto pan?". La escena se repite noche tras noche en miles de hogares españoles. Padres convertidos en mayordomos que atienden solícitamente todas las demandas de sus hijos.

(...) A todo ello hay que sumar que los progenitores se han volcado por completo en los estudios, los idiomas y las actividades extraescolares de sus pequeños y se han olvidado de algo esencial: enseñarles a colaborar en el hogar. Es más, se puede dar la paradoja de que los niños hablen inglés y alemán, practiquen surf y snowboard, dominen el ajedrez y el piano, pero no sepan hacer la cama ni atarse los cordones de los zapatos.

Noticia

14 de octubre de 2016

Las empleadas del hogar quieren dejar de ser invisibles

Son en su mayoría mujeres y se las puede considerar las trabajadoras más desprotegidas de todo el sistema laboral.

Aunque a partir de 2012 las empleadas del hogar lograron un gran hito al entrar en el régimen general de la Seguridad Social, siguen siendo, por los salarios que perciben y las condiciones en que trabajan, un colectivo discriminado y en muchos casos explotado.

Aislada cada una de ellas en la soledad de una relación bilateral desequilibrada, siguen siendo socialmente invisibles. Como si fueran, a efectos laborales, transparentes.

Noticia

5 de octubre de 2016

Esta abuela asturiana ha creado la nueva hamburguesa de chorizo de McDonald's




Natalia es una adicta al arroz con leche de su abuela, un ama de casa que ha vivido toda su vida en el pueblo de Ania, del concejo asturiano de Les Regueres.

Cuando vio en sus redes sociales la convocatoria del concurso Abuelas Cocineras pensó en la suya, la ya conocida como McGüela por la prensa local.

Noticia

16 de septiembre de 2016

La ‘millennial’ feminista que limpia casas y quiere dignificar su profesión

Mi abuela y mi madre me enseñaron a limpiar, a cocinar, planchar, hacer la compra… A llevar una casa. No fue un entrenamiento consciente, simplemente era algo que estaba ahí, que había que hacer y que había que hacer bien.

Aun con eso, cuando empecé a limpiar lo viví como un fracaso. Pero ahora, mirando atrás, creo que me ha servido para curarme de mi ego y tener tiempo para pensar sobre mi concepción del mundo. Yo pensaba que mi madre o que mi abuela no se habían esforzado lo suficiente o que habían sido poco ambiciosas.

Pero las dos son unas luchadoras que han visto su trabajo como un medio para ser autónomas, para mejorar a su entorno y para poder armonizar su independencia con su familia. Es un sacrificio enorme y yo lo veía como el camino fácil. Ojalá mi abuela viviera aún para poder decirle que sus enseñanzas me han servido para poder, por ejemplo, pagarme una terapia privada o estudiar una carrera.

Creía que trabajar limpiando era un fracaso y se ha convertido en una de las mejores decisiones que he tomado en la vida.

Noticia

9 de septiembre de 2016

Niños cocineros contra la obesidad infantil

(...) En la adolescencia, el problema de la alimentación puede agravarse. Condicionados por las redes sociales, apoyados por ciertas páginas webs y llevados por la fuerza del grupo, muchos jóvenes intentan cambiar en cierto modo sus hábitos alimenticios.

A esa edad tienen cierta autonomía para comprar y los consejos de los padres se cuestionan en lugar de valorarlos. ¿Y entonces? Se trata de educarlos en la alimentación saludable desde que son pequeños.

«El principal consejo es el ejemplo: que vean que sus padres y los demás miembros de la familia comen lo mismo -fruta, verdura, etc.-. También saber presentar los alimentos de una forma apetitosa: por ejemplo, que el plato principal tenga un tamaño más pequeño, pero se acompañe de una guarnición que varíe cada día; no presentar los platos colmados -es más útil poner la misma cantidad en un plato grande-; dejar tiempo suficiente para comer y hacer que coman en la mesa, sin distracciones -mejor que no sea delante de la televisión-», aconseja el Dr. Moreno.

Ah, y aquello de utilizar la comida como premio o castigo, olvídenlo, comerse todas las acelgas no debe llevar implícito una recompensa con helado.

Noticia